Thursday, October 04, 2012

Diosas de burdeles de almas blues


Diosas de burdeles de almas blues 4/10/12

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Diosas de burdeles,

burdeles de almas blues,

textura quebrada de habitaciones

en siluetas desfragmentadas de emoción,

aturdidas por la ausencia de la ternura,

donde la sábana es abismo

y los cadáveres de las colillas

mal fumadas

mutan en cementerios de promesas vacías;

 

la mujer saliendo del vacío de luz

que estalló en tu retina volviéndote ciego,

como tétrica armonía de mentiras

y aridez insoportable de tormento

bajo cartera mutilada

donde se suicidaban billetes fieros.

 

Luz mortecina,

luz inestable,

bipolaridad afectiva

y carencias destructivas,

lágrimas convulsas

sobre cuerpos que estallaron

en purgatorio de orgasmos inventados

por guionista de saldo,

ebrio de absenta,

el licor que nos hizo cuerdos

en un mundo sin esperanza,

agonizante como la teoría caduca del Amor,

vieja leyenda urbana desechada

como amor amputado por cirujanos de odios,

en hospital hediondo de crímenes organizados

bajo tutela de psicópata sentimental,

enroscado como animal reptante

en las entrañas dañadas

de tu frágil corazón de diosa,

de diosa de burdeles de almas,

princesa malsana

de burdeles de almas blues.  

 
Texto: Vara
Foto: Caos

5 comments:

Kapde said...

bufff alegoría no?

Mareva said...

fuego de tu poema, por ellas, que también avasalladas

salud

Anna Genovés said...

Hay quienes prefieren apartar los ojos y quemar sus retinas en los “hot-pant” pueriles… Pero, son las heroínas de los burdeles: callejeros, en pisitos u hoteles estrellados, quienes dan cobijo a los esclavos sinceros.

Ellas escuchan y comprenden, ellas succionan tus fluidos y tu mente, ellas se apoderan de tus deseos, pero –también- de tus frustraciones. Sin lugar a dudas, son diosas.

Ann@

Kapde said...

A un solo paso el paraíso.
A media zancada, el abismo.
----
Se vislumbra una cosa tan bella,
que se cae de las manos,
cómo un anillo sincero y simple.
----
Pocas cosas harán vibrar la guitarra
que ilumina este scratch.
A un solo paso el paraíso.
A media zancada, el abismo.

Y yo ríendome, desnudo.

atrocity exhibition said...

ahí estáis, siempre...