Saturday, September 29, 2012

Kapde: Poemas.

Kapde
 
 
1
 
En la inercia de estos días opacos que dilucidan miedo, a veces,
ansiedad que sabe a uñas mordidas,
siempre existe un punto de haz blanco al que agarrarse.
 
En mitad de estas noches negras cómo el hollín,
en la que muchas veces, te mueres de miedo en tu cama,
mirando crepitar la vela de sal,
hay algo dónde agarrarse,
una imagen,
un pensamiento,
la perra qué duerme a tu lado.
 
En esta herida sangrante,
dentro de esta hemorragia que no cesa,
tu cuerpo ya se ha puesto a trabajar...
 
he clavado firmemente los cimientos,
de esta casa...
de tal modo qué
no hay ni viento,
ni tormenta,
ni marea,
a la que temer.
 
 
2
 
 
 
 
3
 
Ando errante, bajo este sol robado de julio que sufrimos en octubre.
Ando los parques, dónde un día urdimos un cordón umbilical
que nos habría de unir.
En la cama, en mi cuarto, deseo vehemente fundirme con las sábanas
y la colcha y dormir, dormir hasta reventar los sueños.
Por qué la vida ha tomado un cáliz incierto.
Siento que soy una cáscara de nuez puesta en el mar que zozobra.
Me gustaría reír sonoramente.
Mostrar otra cara posible, pero hoy por hoy, es imposible.
Hoy olvido deprisa la realidad por que llevo por dentro una jauría
de termitas que devoran mis entrañas poniendo a la luz mi cuerpo malherido.
Las quemaduras de cigarro en la piel van ciactrizando.
Espero, que toda esta vaguedad sea dentro de un tiempo no lejano,
cuando el frío se coma las carcasas de los edificios, aquí en la ciudad,
la oscuridad reine y la lluvia acucie,
un recuerdo guardado en algún sitio de mi corazón.
 
 
4
 
Los huesos sobresaldrán como muestra del horror
de una ciudad dividida desde su origen y que lo será a su partida.
Aúlla un viento de ceniza que trae de las tierras interiores olor a quebranto.
Nadie sabe qué ha sucedido y las ancianas se llevan las manos a la cabeza.
Cuerpos descarnados empiezan a deambular, sin rostro,
sin mueca,
ojos comidos por la gran explosión.
Sugieren los gemidos
sugiere a fuego,
la carne se cae a tiras.
Cuerpos desnudos con ropa hecha a jirones.
Qué trae esta guerra de bombas silenciosas?
Qué traerá?
 
5
 
La monotonía circundante a esta vida
se acopla con este invierno rancio,
descafeinado y átono.
 
Tengo la cabeza hueca y golpean en mis sienes termitas
que taladran desde dentro,derribando los contrafuertes de mi mismo.
 
Un anciano
sin ojos y de labios azulados me persigue
por el entramado de calles de mi ciudad.
Me quiere atrapar y romper el estómago.
 
Dependo de pastillas para ver.
Para no ver.
Para tener un espejo cóncavo
delante de mis ojos arrasados.
Eres mis peor pesadilla.
 
 
6
 
Se cae un pedazo de tiempo, resbala un tercio de minuto, una baba de instante.
Y sigo aquí, mirando cómo las cosas cambian de perspectiva
tras el calidoscopio...
Te he intentado mirar, recorrer tu camino, otra vez, cómo antes
pero todo se ha obstruido,
las calles han explotado de cuajo dejando a la luz las entrañas de hierro y cemento
el viejo cine, en ruinas no era sino un edificio cadáver de vigas, suciedad, polvo.
 
El cielo al que fijado la vista no es cielo, es antesala de cuarto de operaciones,
rojizo y nebuloso,
es cadáver postrado.
Es monstruo.
La gente anda perdida, errante...no hablan, susurran.
Los niños tienen ojos comidos por la noche y no se ríen y no sonríen
ni miran a sus madres,
estertorosos, caminan
Y te sigo buscando, y sigo
y te busco
en esta enormidad grotesca.
Pero te fuiste con la ultimo aliento de vida
de este mundo
dejándolo huérfano
 
7
the Rip
Te explotarán los tímpanos.
Te reventarán los ojos.
Por un momento sentirás el miedo que yo siento.
Sentirás el vacío que golpea mi pecho cada vez que cierro los ojos por la noche.
Se te caerán las uñas, se te despegaran, para dejar a la vista, muñones.
Te sentirás confuso y no sabrás hacia dónde huir para hacer callar los martillos
que vociferan en tu cabeza.
Sudarás tanto que no olvidarás jamás el olor que desprende tu cuerpo.
Te tambalearás.
Y te caerás al suelo.
Nadie te va a levantar del suelo.
Por qué te vas a sentir por unos momento tan desahuciado como yo me siento.
 
8
 
Si es que existe una verdad, esta será mas difusa e irreal que nunca.
Vomitaré tu imagen, tu pelo, tus ojos grandes para no tenerte nunca mas dentro...
Beberé para olvidar.
Por qué estoy convencido que se bebe alcohol para olvidar, para anestesiar.
Saldré esta noche, qué se conjura de nubes infladas y gruesas, rayos y truenos
para revolver las conciencias y no dejar dormir,para mantener el insomnio
mientras dure el aguacero...
saldré a resolver el paso, convencido que puedo saltar
tu sombra,
a ti entero,
Ya no esperaré delante del cine...
ni callejearé con algún propósito...
simplemente pondré mecromina
en mis heridas
que empiezan a cicatrizar
beberé para olvidar...
y tendré en mis manos
una verdad hecha de papel..
 
9
Hablar de ti o de mí me evoca a proponer sincronismos.
Casualidades que tejen un cúmulo de despropósitos alrededor de ésta, nuestra pista
de baile.
Me empapo de ti, de todo cuanto puedo sobre ti.
Guardo una mirada..
Una sonrisa...
La cojo con la mano y la cazo.
Y la congelo y así, siempre será reclusa mía, habitará en mí.
Sonrío.
Te sonrío con la certeza calculada de que tu también me sonríes por dentro.
Soy un lobo hambriento
y me muestro cómo soy,
animal y desalmado,
sin mostrar piedad o sentir pena alguna...
Voy a saco, sin medir la caída de la altura, o si ésta será dolorosa.
Siempre lapidando cualquier posibilidad de mar en calma,
por qué tus ojos ojos sugieren tormenta,
y yo no espero menos...
espero des de la vertical de la habitación....
mirando,observando...
siempre observando...
 
10
 
Hay quién colecciona mariposas agujeradas con alfiler tras un marco y en cristal...
Hay quién colecciona momentos únicos con personas singulares...
Los hay quién guarda noches insomnes...
Solos o acompañados.
Con la mirada extaviada en los techos altos de cualquier edificio del Ensanche en Barcelona
o contando estrellas difusas que parpadean en el cielo, mientras se abrazan
en cualquier campo de grama, al extra radio de la ciudad
Hay quienes se muere de miedo con cualquier película de “Jaume Balagueró”,
propongamos, “Frágiles”...
otros superan o se sienten cerca del miedo de ésta u otras películas que eso sí, invitan
a morderse las uñas.
Los hay que fuman y fuman...
los hay con ojos verdes y otros con ojos azules.
Los hay que duermen de costado y por el contrario los hay  que duermen en posición fetal.
Hay quién sucumbe al sexo rápidamente.
Los hay que no pueden casi terminar y sudan y resoplan...
Pero sobretodo los hay que están a medias en esta vida
y hubiesen preferido no estarlo.
Y vagan por aquí o por allá,
solitarios,
contando todas esas cosas de la tercera persona del plural.
 
11
 
No cabes en este mundo,
no cabes en este sistema,
eres improductivo
innecesario...
un parto no consumado,
eres basura
estiércol.
 
No mires con ojitos de miel tratando de despertar lástima
despierta tú de tu pesadilla,
no tienes escapatória.
 
Toma tus pastillas
y sigue riéndole las gracias,
las putas bromas,
al amigo de turno.
 
Pero sobretodo,
estate quietecito,
escucha mucha música con el spotify
y sigue pensando
dónde está el “banner” ese del qué hablan
que hay que clickear.
 
12
 
Comerse el viento concedido tras esta calle negra,
levantar la vista arriba, arriba...
y ver un vuelo preñado de palomas.
 
Conducir errado de caminos,
centelleando mis pupilas,
sobrevuelo esta ciudad derruida.
 
Qué si una farola me enseña su risa,
devolverle, el cambio,
y la propina.
 
Nadar entre luces y
también sombras,
 
volver a construirse,
volver a componerse,
 
espero tus ojos,
tu mirada de vidrio,
reflejándose
en los míos.
 
13
 
Castigadas por el paso del tiempo,
una sequedad evidente,
mis manos,
vacían la terquedad de estos días encendidos.
 
Iluminado por la luz verde de luciérnagas
camino,
por esta ciudad de metal y polvo,
 
cuándo la noche arropa con un manto
negro
los edificios, los parques, las glorietas...
los árboles acarician un cielo,
peinado de nubes de algodón rojas,
 
las calles exudan la humedad con la que
mojan  las aceras,
y de repente,
 
algo se interpone entre el  cielo y yo,
 
nieva, caen copos cómo cientos
de polillas blancas volando,
 
y la ciudad asume el frío con tos,
vieja e impredecible,
esta Barcelona,
se viste de blanco,
 
marfil de diente,
nieva, en silencio..
sigue la nieve,
en silencio..
 
 
 
 


2 comments:

Mareva said...

fascinante Kapde por las líneas peligrosas.....

princesa inca said...

brutal este kapde